La política y su real objetivo

Siendo la política una de las ciencias más antiguas, ha podido mantenerse en el tiempo y esto es gracias a que ha logrado enfocarse hacia diversas perspectivas para poder ser estudiada. Iniciemos por definir el término política pero en su visión más amplia, donde se hace referencia a la actividad por medio de la cual las personas desarrollan, preservan y adaptan las leyes existentes a sus entornos, como emplear un fácil hechizo para separar a dos personas.

La política como actividad social

Es sin duda alguna, una actividad social y esto se debe a que en ella se encuentra inmerso el diálogo pues emplea las distintas visiones u opiniones de la visión contraria de otros, de sus necesidades e intereses ligados a la normativa existente en determinada sociedad. Pero así como se afianza en sus adversos, es capaz de reconocer que el trabajo en equipo se hace imperante para modificar reglas o mantenerlas.

El conflicto como base de la política

La relación de la política con los desacuerdos está sujeta como una actividad intrínseca, donde el trabajo en equipo es la clave para alcanzar un producto. Delimitar el término política suele ser un tanto complicado y ello se debe a que con el paso del tiempo este se ha visto asociado a connotaciones poco positivas como son mentiras, manipulación, disrupción, violencia y hasta conflictos armados.

Pero de igual manera lo conocedores sobre el tema no definen de manera concisa el objeto y el concepto en cuanto a política se refiere, y ello se debe a que son diversas las definiciones que se le han otorgado, entre ellas que se trata del ejercicio del poder, la practica de el engaño y la manipulación, la ciencia de los gobiernos, y otras más.

El arte de gobernar hecho política  

Este es un concepto que se maneja desde hace mucho en donde se establece una asociación entre la política y el arte, y esto es debido a que el manejo excelente de las políticas no es para cualquiera, ya que se debe contener un conocimiento de la misma y de su empleo adecuado para alcanzar el control de la sociedad usando las decisiones colectivas.

Si nos vamos al origen del término, este hace referencia a la ciudad o estado, que en griego es “polis” el cual se empleó para designar asuntos relacionados directamente con el pueblo, por lo que es sencillo llegar a la conclusión de que el único objetivo de ésta es encargarse de asuntos netamente del estado. Las definiciones anteriores resultan bastante limitadas y ello se debe a que solo involucra a miembros de una sociedad, es decir, que hace referencia a los que ostentan un puesto político, apartando a los ciudadanos.

Los asuntos públicos como parte de la política

Pero la política no solo puede ser definida orientada hacia el arte de gobernar, sino que debe abarcar de manera amplia al resto de la sociedad. Por lo que se hace necesario traer a colación al creador griego de su concepto, Aristóteles, el cual recalcó que el hombre es un animal político por naturaleza, de lo que se puede deducir que su concepto involucra a todos los que pertenece a una sociedad en la búsqueda de un bien común.