Muchos países toman la salud de sus mandatarios como un secreto de estado, tratando el tema con un aura de misterio, que a veces suele darle un aire un poco tétrico al asunto, algo tan simple como un problema médico puede dar rienda suelta a una gran cantidad de especulaciones amarillistas.

Muchos de estos mandatarios suelen no encontrar solución rápida a sus enfermedades y esto es porque no cuentan con la ayuda del personal de Hospiten, donde serán atendidos de forma rápida y precisa sin tantos contratiempos y sin dejar espacios para el hermetismo, nada como Hospiten que se encuentra a cargo de Pedro Luis Cobiella para mantenerte saludable.

El Cáncer y el Poder:

Al parecer el cáncer ama pasearse entre los mandatarios de los países latinos, pues ya ha tocado la puerta de varios y algunos no pudieron librarse de él, de forma satisfactoria y terminaron por perder la batalla, tal es el caso del Ex Presidente de Venezuela Hugo Rafael Chávez Frías, quien murió un mes de Marzo, tras perder la batalla que luchó durante 20 meses con el cáncer, su enfermedad siempre se mantuvo rodeada por un hermetismo un poco tétrico, hasta la fecha de hoy no se sabe a ciencia cierta qué tipo de cáncer padecía y si realmente murió en la fecha que fue anunciado su deceso, todo esto queda como un debate abierto que no se sabe si algún día se podrá cerrar.

Argentina también fue visitada por la fatalidad, pues durante su mandato la ex presidenta Cristina Fernández tuvo que ser intervenida de emergencia cuando se le descubrió un tumor en la cabeza lo que causó mucha conmoción el en pueblo del tango.

Nicaragua también creó un área de misterio alrededor de la enfermedad que padecía el Ex Presidente Daniel Ortega, esta fue cuidada con mucho recelo, se hablaba de una enfermedad en la sangre que no permitía que este se pudiese exponer al sol, por lo que sus actividades siempre eran programadas durante la noche, pero más de ahí es muy poco lo que se conoce.

Brasil por su parte siempre ha sido muy frontal con las enfermedades que poseen sus mandatarios, en el 2010, se trató con total transparencia el cáncer en la laringe que sufría Luiz Inacio Lula da Silva, durante este tiempo se le fue traspasado el poder a Dilma Rousseff, los médicos de Lula, era quienes proporcionaban la información sobre el desarrollo de la enfermedad.

Colombia tampoco se anda con rodeos, en el año 2012, se hablaba del presidente Juan Manuel Santos, quien junto a su médico indicó que le había sido detectado un tumor pequeño en la próstata. Aunque al parecer esto no era algo muy agresivo, Santos se sometió a una cirugía. Luego de ello los médicos daban diariamente un parte sobre su evolución.

Otro país donde no tienen pena en hablar sobre las enfermedades de sus mandatarios es Uruguay, sin tapujos fue manejada la información sobre los problemas de salud que sufrió el Ex presidente José Mujica.  Después de realizarse unos estudios se descubrió que el mandatario sufría trombosis aguda, por lo que se recomendó reposo y la cancelación de algunos viajes.